Boletín de Noticias

Suscríbete a nuestro boletín de noticias, artículos, novedades y promociones en SANACIÓN HOLÍSTICA:

Gracias por su mensaje. Ha sido enviado correctamente. Pronto empezará a recibir los últimos artículos e historias por correo electrónico.
Hubo un error al intentar enviar tu mensaje. Por favor, inténtalo más tarde.

La herida de abandono

– Máscara – dependiente –

Muchas personas que sufren la herida de abandono experimentaron de pequeñas una profunda falta de comunicación con el progenitor del sexo opuesto.

“Un cuerpo largo, delgado y encorvado indica una herida de abandono muy importante”

El cuerpo expresa exactamente lo que sucede al interior de la persona generalmente los ojos son tristes y grandes que también apuntan a la herida de abandono.

La intensidad de la herida determina el grosor de la máscara.

La soledad se convierte en el peor miedo de quien vivió abandono en la infancia. Y su herida se convierte en su paradoja: quien vivió abandono tenderá a abandonar proyectos y parejas, hasta que haga consciente su carencia y se haga responsable de su vida y su soledad. La persona que tienen una herida de abandono piensa: “te abandono yo, ante de ser abandonado por ti” o por el contrario tiene una enorme capacidad de tolerar y no ver los problemas de pareja ya que le teme muchísimo al abandono.

  • No cree en sí mismo y espera que otros lo apoyen constantemente.
  • Cree que es una víctima.
  • No puede tomar decisiones por su cuenta, siempre pide consejos y confirmaciones.
  • Suele tener la voz de un niño.
  • Su emoción principal es la tristeza.
  • Hace todo lo que desean las otras personas para que no lo rechacen.
  • Le gusta el sexo y utiliza sus habilidades para mantener unida una relación.
  • Busca la atención y aprobación constantemente.
  • La soledad es su mayor miedo.
  • Cambia frecuentemente su estado de ánimo.

El desamparo es el peor enemigo de quien vivió el abandono en su infancia.

Imagínense lo doloroso que tiene que ser para un niño sentir el miedo de estar solo, aislado y desprotegido ante un mundo que no conoce.

Como consecuencia, cuando el niño desamparado sea adulto, intentará prevenir el hecho de volver a sufrir el abandono. Por lo tanto, quien lo haya padecido, tenderá a abandonar tanto a sus parejas como a sus proyectos de forma temprana. Esto responde, única y exclusivamente, al temor que le ocasiona revivir aquel sufrimiento.

Es muy común que estas personas hablen o piensen de esta forma: “te dejo antes de que tú me dejes a mí”, “nadie me apoya no estoy dispuesto a soportar esto”, “si te vas, no vuelvas…”.

Estas personas tendrán que trabajar su miedo a la soledad, su temor a ser abandonados y su rechazo al contacto físico (abrazos, besos, contactos sexuales…).

Esta herida no es fácil de curar, pero un buen comienzo para cicatrizarla es afrontar el temor a quedarse solos hasta que fluya un diálogo interior positivo y esperanzador.

Al conocer esta herida del alma que puede afectar a nuestro bienestar, a nuestra salud y a nuestra capacidad para desarrollarnos como personas, podemos comenzar a sanarla.

Consecuencias de vivir herido

1. No vivir intimidad ya que al permitir el encuentro con el otro podría descubrir las partes vulnerables de la persona y esto sería muy peligroso para el niño que se está protegiendo.

2. Sentirnos vacíos constantemente ya que al vivir sosteniendo la máscara no se permite el espacio para la expresión profunda del verdadero ser.

3. Genera historias repetitivas como consecuencia de vivir con la máscara puesta atraeremos las situaciones que nos recuerden que tenemos una herida sin resolver y será hasta que la máscara sea aceptada y resuelta que dejemos de vivir las mismas situaciones.

4. Negar y no llenar mis verdaderas necesidades ya que la máscara no permite el contacto con el verdadero ser, no es posible contactar con el yo más profundo.

5. Sobrevivir sin vivir la verdadera vida ya que las heridas se generaron en la niñez y podemos estar viviendo la vida con el niño interior herido al mando.

Los 5 retos de las heridas

1. Restablecer al verdadero yo, dejarle el consuelo, validar las heridas y dejar florecer el alma libre.

2. Desahogar el dolor, permitirse expresar el dolor que se generó en la infancia y ver el tamaño de la herida.

3. Fortalecer al adulto como el protector principal, es conectar al niño con el adulto para que se dé la nueva relación interna.

4. Dejar de reforzar el sistema del que provengo ya que es obsoleto, esto es importante porque al dejar de repetir o justificar la historia de la que provenimos hay mayor pronóstico de sanación.

5. Saciar el hambre que quedó pendiente, darle al niño el amor, el cuidado y la escucha que no recibió, desde el adulto que ahora soy.

Cuestionario para conocer si tienes la herida de abandono

1.- ¿La soledad te aterra y sueles aguantar relaciones por no estar solo?

2.- ¿Sueles sentir incapacidad para poner límites y decir claramente lo que necesitas?

3.- ¿Sueles hacerte dependiente de las personas?

4.- ¿Muchos momentos descalificas o sobredimensionas las circunstancias?

5.- ¿Terminas sintiendo que las personas no te quieren y no te valoran?

Si te resultan 3 o más de estas preguntas positivas tienes la herida de abandono.

Sana tu herida de abandono mediante una sesión en línea por ZOOM con un ThetaHealer certificado, te garantizamos la sanación de este padecimiento.

Solicita aquí una sesión de sanación

$ 1,000.00Añadir al carrito

**$ [El precio se muestra en Pesos Mexicanos MXN, al añadir al carrito e ir a la tienda en línea puede realizar la conversión de moneda a Dólares Americanos USD]

Deja tus comentarios mediante tu perfil en Facebook