Boletín de Noticias

Suscríbete a nuestro boletín de noticias, artículos, novedades y promociones en SANACIÓN HOLÍSTICA:

Gracias por su mensaje. Ha sido enviado correctamente. Pronto empezará a recibir los últimos artículos e historias por correo electrónico.
Hubo un error al intentar enviar tu mensaje. Por favor, inténtalo más tarde.

La herida de rechazo

– Máscara – huidizo –

El adulto que tiene esta herida vivió experiencias de rechazo en su niñez y tenderá a rechazarse a si mismo y a los demás, también rechazará experiencias placenteras y de éxito por el profundo sentimiento de vacío interno y por tener la creencia errónea de ser “poco merecedor”. Culpa a los demás de ser rechazado y sin ser consciente de ello, es él quien se aísla creando así su círculo vicioso.

  • Prefiere el mundo espiritual, la literatura, las fantasías.
  • Es perfeccionista y sospecha que si comete error va a ser rechazado.
  • Cree en el fondo que es indigno (al menos en parte) de estar en el mundo.
  • Cree que tiene poco valor.
  • Suele ser delgado, no tiene la paciencia para comer o carecer de apetito.
  • En situaciones sociales se vuelve invisible.
  • Le gusta la soledad, por temor de que si la gente lo ve, va a ser juzgado por su comportamiento y lo rechazarán.
  • Evita la atención de la gente.

Esta herida impide que aceptemos nuestros sentimientos, nuestros pensamientos y nuestras vivencias.

Su aparición en la niñez esta ocasionada por el rechazo de los progenitores, de la familia o de los iguales. El dolor que se genera por esta herida impide una constitución adecuada de la autoestima y del amor propio de la persona que lo padece. Cuanto más profundo sea la herida de rechazo en una persona, más atraerá circunstancias para ser rechazada o rechazar a los demás.

Genera pensamiento de rechazo, de no ser deseado y de descalificación hacia uno mismo.

Ese niño rechazado no se siente merecedor de afecto ni de comprensión y lo que le hace aislarse por temor a volver a experimentar este sufrimiento. Es probable que el adulto que fue un niño rechazado sea una persona huidiza. Por esta razón, se debe en trabajar los miedos internos que generen situaciones de pánico.

Si es tu caso, ocúpate de tu lugar, de arriesgar y de tomar decisiones por ti mismo. Cada vez te molestará menos que la gente se aleje y no te tomarás como algo personal que se olviden de ti en algún momento. Tú eres la única persona que necesitas para vivir.

Al conocer esta herida del alma que puede afectar a nuestro bienestar, a nuestra salud y a nuestra capacidad para desarrollarnos como personas, podemos comenzar a sanarla.

Consecuencias de vivir herido

1. No vivir intimidad ya que al permitir el encuentro con el otro podría descubrir las partes vulnerables de la persona y esto sería muy peligroso para el niño que se está protegiendo.

2. Sentirnos vacíos constantemente ya que al vivir sosteniendo la máscara no se permite el espacio para la expresión profunda del verdadero ser.

3. Genera historias repetitivas como consecuencia de vivir con la máscara puesta atraeremos las situaciones que nos recuerden que tenemos una herida sin resolver y será hasta que la máscara sea aceptada y resuelta que dejemos de vivir las mismas situaciones.

4. Negar y no llenar mis verdaderas necesidades ya que la máscara no permite el contacto con el verdadero ser, no es posible contactar con el yo más profundo.

5. Sobrevivir sin vivir la verdadera vida ya que las heridas se generaron en la niñez y podemos estar viviendo la vida con el niño interior herido al mando.

Los 5 retos de las heridas

1. Restablecer al verdadero yo, dejarle el consuelo, validar las heridas y dejar florecer el alma libre.

2. Desahogar el dolor, permitirse expresar el dolor que se generó en la infancia y ver el tamaño de la herida.

3. Fortalecer al adulto como el protector principal, es conectar al niño con el adulto para que se dé la nueva relación interna.

4. Dejar de reforzar el sistema del que provengo ya que es obsoleto, esto es importante porque al dejar de repetir o justificar la historia de la que provenimos hay mayor pronóstico de sanación.

5. Saciar el hambre que quedó pendiente, darle al niño el amor, el cuidado y la escucha que no recibió, desde el adulto que ahora soy.

Cuestionario para conocer si tienes la herida de rechazo

1.- ¿Cuando eras niño tenías problemas de vías respiratorias como asma, rinitis frecuentes y problemas en la piel?

2.- ¿Fuiste un niño (a) y un adulto solitario, callado y que sentía o siente que no es parte de su familia o de la raza humana?

3.- ¿Frecuentemente experimentas sentimientos de rechazo hacia ti mismo dudando de tu capacidad o sintiendo miedo a ser rechazado?

4.- ¿Tiene una relación de enojo muy fuerte con el progenitor de tu mismo sexo?

5.- ¿La parte intelectual, la música, los videojuegos y todas las actividades en solitario te llaman?

Si te resultan 3 o más de estas preguntas positivas tienes la herida de rechazo.

Sana tu herida de rechazo mediante una sesión en línea por ZOOM con un ThetaHealer certificado, te garantizamos la sanación de este padecimiento.

Solicita aquí una sesión de sanación

$ 2,000.00Añadir al carrito

**$ [El precio se muestra en Pesos Mexicanos MXN, al añadir al carrito e ir a la tienda en línea puede realizar la conversión de moneda a Dólares Americanos USD]

Deja tus comentarios mediante tu perfil en Facebook